Espiritualidad Teresiana

post-header

Ana Ma. Cámara y Josefina Valdés, stj

Teresa hizo del humor una postura ante la vida. Se entretiene cuando redacta sus cartas contando detalles muy humanos, muy graciosos; como cuando comparte con el P. Gracián las aventuras de Isabelita (hermana pequeña del padre). Después de comunicarle algunos adelantos, dice textualmente:

“Solo tengo un trabajo, que no sé cómo ponerle la boca, porque la tiene muy rígida y se ríe muy fríamente y siempre se anda riendo. Una vez le hago que la abra, otra que la cierre, otra que no se ría. Ella dice que no tiene la culpa, sino la boca, y dice verdad…no lo cuente a nadie, pero me gustaría que viese el trabajo que traigo en ponerle la boca; creo que cuando sea mayor no será fría, al menos no lo es en los dichos. Aquí le he pintado a su hermana, no piense que le miento y en fin, porque se ría se lo he dicho”.

Previous post
Next post
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *