Espiritualidad Teresiana

post-header

Por: Claudia Morales Cueto
amigosdeteresa.com

“Yo no desearía otra oración, sino la que me hiciese crecer las virtudes”. Cta 136,5

El Padre Jerónimo Gracián, gran amigo de santa Teresa, le ha escrito contándole acerca de su manera de orar. Teresa le contesta que la mejor oración es la que deja mejores “dejos”, es decir, efectos. Éstos no son el contentamiento o gozo, sino una disposición a buscar cómo agradar y mostrar más amor a Dios y al prójimo. La buena oración no está en el mayor gusto, sino, como señala la Santa, puede ser buena a pesar de la sequedad o las distracciones si la persona sale dispuesta a hacer “lo que más agradare a Dios”.

Previous post
Next post